Cada mañana la misma tediosa y aburrida historia... Te levantas con toda la motivación del mundo, preparado (y descansado) para afrontar una jornada más, te duchas, desayunas, abres el armario y... ¿hoy qué me pongo? Curiosamente hay que decir que no eres...

leer más