(+34) 605 686 317

Que todos somos diferentes, está claro. Que existen diferentes tipos de cuerpos, también. Lo vemos fácilmente al salir a la calle. Nos cruzamos con distintas siluetas (unas más armónicas y otras no tanto…) Pero a la hora de identificar cuál es nuestra tipología corporal ahí ya dudamos… Y curiosamente, saber identificar qué tipo de silueta tenemos es básico para aprender a potenciar y corregir ópticamente nuestra imagen a través de a indumentaria.

Por eso, queremos echarte una mano para que, una vez identifiques qué tipo de cuerpo tienes, potencies al máximo tu silueta.

Tipos de cuerpos

En cuanto a tipos de cuerpos, encontramos tres tipologías básicas que se determina por factores como la constitución ósea, el metabolismo, la masa muscular y la herencia genética. Factores como estos determinan si tu físico somático es ectomorfo, endomorfo o mesomorfo.

Cuerpo ectomorfo

Este tipo de cuerpos se caracterizan por ser de constitución ósea delgada, generalmente de masa muscular por debajo de la media, y de extremidades largas y delgadas. Tu metabolismo acelerado dificulta que ganes peso y masa muscular con facilidad (algo que puedes mejorar con una dieta variada y rica en carbohidratos y proteínas) y sin embargo sí quemas las grasas de forma casi inmediata.

Características comunes:

Dificultad para ganar peso, naturaleza frájil, tendencia a la delgadez, músculos más bien pequeños o delgados (en algunos casos algo fibrados), pecho plano, hombros pequeños.

 

Cuerpo ectomorfo

 

Este tipo de cuerpos se caracterizan por ser de constitución ósea delgada, generalmente de masa muscular por debajo de la media, y de extremidades largas y delgadas. Tu metabolismo acelerado dificulta que ganes peso y masa muscular con facilidad (algo que puedes mejorar con una dieta variada y rica en carbohidratos y proteínas) y sin embargo sí quemas las grasas de forma casi inmediata.

Características comunes:

Dificultad para ganar peso, naturaleza frájil, tendencia a la delgadez, músculos más bien pequeños o delgados (en algunos casos algo fibrados), pecho plano, hombros pequeños.

 

Cuerpo endomorfo

A este tipo de cuerpo le ocurre justo lo contrario. Debido a que tu metabolismo es más lento, absorbes los nutrientes más rápido y tu naturaleza corporal tiende a ganar peso con mayor facilidad. El ritmo metabólico lento proboca que la grasa tarde más en digerirse y (si no se toman medidas en cuanto a mantener una nutrición saludable y más estricta) tiendas a tener sobrepeso.

Características comunes:

Posee un ritmo metabólico lento, tiene tendencia al sobrepeso y a acumular grasa con mayor facilidad, músculos poco tonificados, por lo que su silueta tiende a redondearse, tiene mayor dificultad para perder peso pero, si realiza ejercicio con regularidad, tiene mayor facilidad que el físico ectomorfo para hacer crecer el músculo.

Cuerpo endomorfo

 

A este tipo de cuerpo le ocurre justo lo contrario. Debido a que tu metabolismo es más lento, absorbes los nutrientes más rápido y tu naturaleza corporal tiende a ganar peso con mayor facilidad. El ritmo metabólico lento proboca que la grasa tarde más en digerirse y (si no se toman medidas en cuanto a mantener una nutrición saludable y más estricta) tiendas a tener sobrepeso.

Características comunes:

Posee un ritmo metabólico lento, tiene tendencia al sobrepeso y a acumular grasa con mayor facilidad, músculos poco tonificados, por lo que su silueta tiende a redondearse, tiene mayor dificultad para perder peso pero, si realiza ejercicio con regularidad, tiene mayor facilidad que el físico ectomorfo para hacer crecer el músculo.

Cuerpo mesomorfo

Digamos que este físico se halla en medio de los anteriores, es decir, es un tipo de cuerpo que, no digiere bien los nutrientes y tiene más facilidad para desarrollar masa muscular y quemar la ingesta de grasas (eso sí, siempre y cuando te esfuerces por llevar una vida saludable, hagas ejercicio regular y mantengas una dieta equilibrada).

En tu caso, mantener una silueta atlética es pan comido.

Características comunes:

Físico más atlético, metabolismo equilibrado, mayor tendencia a desarrollar masa muscular, postura corporal correcta, hombros más amplios, silueta armónica.

Cuerpo mesomorfo

 

Digamos que este físico se halla en medio de los anteriores, es decir, es un tipo de cuerpo que, no digiere bien los nutrientes y tiene más facilidad para desarrollar masa muscular y quemar la ingesta de grasas (eso sí, siempre y cuando te esfuerces por llevar una vida saludable, hagas ejercicio regular y mantengas una dieta equilibrada).

En tu caso, mantener una silueta atlética es pan comido.

Características comunes:

Físico más atlético, metabolismo equilibrado, mayor tendencia a desarrollar masa muscular, postura corporal correcta, hombros más amplios, silueta armónica.

Siluetas corporales, ¿Cómo identificar cuál es tu silueta?

 

Una vez identificado a qué grupo físico somático perteneces, es importante saber qué forma dibuja tu silueta para aprender a utilizar la vestimenta adecuada que potencie al máximo tu imagen, tanto personal como profesional.

Encontramos cinco diferentes siluetas. Y, aunque existen más, nos vamos a centrar en las más comunes. Para definir qué tipo de silueta tienes, tomamos en cuenta dos líneas verticales, las que dibujan el ancho de tu espalda (a la altura de tu hombro) y la que dibuja el ancho de tus caderas.

 

¿Cuáles son las 5 siluetas masculinas más comunes?

1. Silueta trapecio

 

Cuando hablamos de siluetas masculinas, la que tiene forma de trapecio o trapezoide es la más armónica visual y estéticamente hablando.

Se considera la silueta ideal porque los hombros son ligeramente más anchos que las caderas, con un máximo de hasta cinco centímetros de diferencia entre ambos. Es una silueta muy masculina porque los hombros destacan de forma armónica sobre el resto de la figura.

Si tienes esta silueta, siéntete afortunado porque la naturaleza te ha dado la solución para que prácticamente cualquier tipo de prenda te luzca bien.

Pero, ¡ojo! Tienes que andarte con cuidado de no cambiar la silueta de tu cuerpo transformándola en otra que no es mediante prendas que aporten demasiado volumen en zonas erroneas. Por ejemplo, si te pones un pantalón que tenga mucho volumen en la zona de la cadera (ya sea porque tiene líneas horizontales o elementos extra) tu silueta se verá recta y tus hombros pasarán desapercibidos.

 

2. Triángulo Invertido

También se le conoce con el nombre de “cuerpo de nadador“. Y, aunque para muchos es la tipología más masculina de todas, lo cierto es que en este caso los hombros son excesivamente anchos con respecto a las caderas y, por consiguiente, la figura se ve desproporcionada.

El objetivo para esta silueta es equilibrar la anchura de los hombros y las caderas, para ello te recomendamos prendas desestructuradas en la parte superior y prendas inferiores que aporten volumen a nivel de la cadera, como los pantalones con pinzas.

3. Silueta rectangular

 

Los chicos con esta silueta suelen ser delgados y, en rasgos generales, los hombros y la cintura están alineados en la misma proporción, es decir, que ambos son del mismo ancho.

Los chicos rectangulares tienen como objetivo potenciar sus hombros mediante prendas estructuradas para conseguir amplitud visual en esta zona consiguiendo la figura de trapecio, por ejemplo, blazers.

4. Silueta triangular

 

La silueta triangular tal vez sea la que menos nos gusta tener a los hombres ya que los hombros son ligeramente más angostos que las caderas.

Si perteneces a este grupo de siluetas, tu objetivo es estructurar al máximo tus hombros para dar mayor amplitud visual a tu espalda y suavizar tus caderas.

Evita todas aquellas prendas que aporten volumen en la zona de tus caderas y opta por prendas de tejidos rígidos en la parte superior para conseguir el efecto deseado.

5. Silueta redondeada

 

Es una silueta que desdibuja la figura del cuerpo porque es más ancha justo a la altura de la cintura haciendo que esta destaque por encima de hombros y caderas.El objetivo consiste en potenciar los hombros mediante prendas estructuradas y estilizar la figura utilizando líneas verticales.

Evitar los grandes contrastes, como estampados de colores estridentes, es otro punto a tener en cuenta para verte más estilizado.

Como has visto para cada silueta los objetivos son diferentes. Pero lo más importante es adecuar nuestra imagen al mensaje que queremos proyectar para que no hayan disonancias e incoherencias entre nuestra imagen y lo que queremos trasmitir mediante ella.

Sigue atento a nuestro blog porque en breve detallaremos trucos para cada uno de los diferentes tipos de cuerpos para que escojas las prendas adecuadas según tu silueta.

Recuerda que nuestra función como asesores de imagen es conseguir equilibrio aportando armonía y estética a tu silueta a través de la indumentaria. Hablamos de un nivel superficial.

Sin embargo, en un nivel más profundo, nuestro objetivo es mostrarte cómo sacar el máximo partido a tu imagen gracias a tener la actitud adecuada, que sepas mirarte al espejo dejando a un lado la parte crítica y observando los puntos fuertes (que los tienes). Esto fundamental para que aumentes tu seguridad y tu autoestima.

Mediante la aplicación de sencillas técnicas lograremos grandes cambios que te permitirán ver tu potencial y alcanzar tus objetivos.

Si estás interesado en mejorar tu imagen o potenciarla, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros o contratar nuestros servicios de asesoría de imagen para hombre AQUÍ.

VJ | Estilismo masculino en Barcelona

¿Te gustaría estar informado de todas las novedades en moda masculina?

Recibirás, directamente en tu correo, nuestras recomendaciones de asesoría de imagen para hombres

Te has suscrito correctamente. Recuerda que debes verificar tu suscripción haciendo click en el enlace que te mandaremos a tu email. Gracias!